Elimina la adicción al smartphone

El Smartphone, es el invento más resaltante del siglo XXI con el que podemos realizar distintas tareas, como compartir fotografías, videos, documentos, pagar servicios y mucho más. Este comenzó siendo un simple teléfono portátil que solo tenía una función básica, la cual era “Comunicar”.

Si queremos definir a la actual generación, solo debemos referirnos a ella como la adicta al dispositivo móvil. Millones de personas alrededor del mundo poseen un Smartphone y lo utilizan a diario sin parar, tornándose dicho uso como obsesivo-compulsivo. En los jóvenes más que todo, esta dependencia por el móvil es más alarmante, al punto de que si llegan a quedarse incomunicados entrarían en una fase de miedo profundo llamada nomofobia.

Toque compulsivo

¿Te has preguntado alguna vez cuantas veces tocas la pantalla de tu Smartphone? Pues, diremos que la persona promedio la toca unas 2617 veces al día. Pero si eres del grupo de los adictos, entonces te diremos que es posible que la hayas manipulado unas 5400 veces aproximadamente.

En el 2016 una consultoría llamada Dscout realizó un experimento con más de 100 mil participantes con el motivo de evaluar su comportamiento al no usar el Smartphone durante 5 días. Al finalizar la prueba más del 10% de las personas aseguraban que desarrollaron un síndrome de abstinencia parecido a los que padecen problemas de alcoholismo o drogadicción.

Pero también con este estudio llegó a determinarse que un 77% de la población que posee un dispositivo móvil inteligente padece de Nomofobia. Solo en la Unión Europea el 21,3 % de la sociedad representada mayormente por jóvenes entre los 14 y 25 años están constantemente pegados a la pantalla de su dispositivo móvil visitando las redes sociales. Significando que prestan menos atención a los estudios y a la convivencia familiar.

Aspecto negativo

Todo en exceso es nocivo para la salud dice una frase popular, la cual muy bien puede adaptarse a este caso del uso obsesivo del Smartphone. Este dispositivo aunque nos hace la vida más fácil también puede convertirla en una pesadilla si abusamos de su utilidad. Por lo que es propicio mostrarte cuales son los efectos negativos de ser un adicto al móvil.

Mala postura

Aunque no lo creas de manera inconsciente tomar una postura incorrecta cuando utilizas el Smartphone. Porque cuando vas a escribir en él o simplemente vas revisar tus notificaciones por acto reflejo bajas la cabeza mientras te encuentras erguido provocando daños en la cervical.

Efecto fantasma

¿No te ha sucedido que a veces sientes que tu móvil suena o vibra y cuando lo llegas a revisar ves que no sale ningún aviso? Dicha sensación es denominada como efecto fantasma, un fenómeno muy parecido a los que sufren las personas con un miembro amputado los cuales todavía sienten que tienen esa parte adherida a sus cuerpos.

El efecto fantasma lo padece más del 65% de las personas que han nacido después del año 1990. Los cuales son individuos que revisan el móvil cada 15 minutos, así no los llamen o les escriban.

Falta de sueño

Uno de los efectos negativos más notables que puede producir el Smartphone es el insomnio. De acuerdo a estudios, 7 de cada 10 personas utilizan el móvil antes de acostarse o simplemente duermen junto a él, sin saber que la exposición diaria al brillo de la pantalla puede ocasionarles alteración en el ciclo de sueño.

Problemas visuales

La exposición constante al brillo y al tamaño de las imágenes que observamos en la pantalla del dispositivo móvil hace que forcemos la vista sin necesidad. Produciendo visión borrosa, dolores de cabeza, mareos y hasta cansancio de la vista a mitad del día.

Ingeniosa sustitución del Smartphone

Existe una solución que puede mitigar esas ganas obsesivas de querer utilizar el Smartphone a cada rato. Y es que un diseñador austriaco de nombre Klemens Schillinger creó una pieza que llega asemejarse al aspecto de este aparato tecnológico la cual ha llamado “Teléfono de sustitución”.

Este curioso objeto posee el mismo tamaño y peso de un móvil convencional, pero además cuenta en su centro con unas pequeñas piedras que al moverlas simulan la misma sensación táctil del dispositivo.

Schillinger explica que se inspiró al ver a varias personas realizar distintos movimientos con los dedos encima de la pantalla de sus móviles. Por lo que creo 5 versiones del “Teléfono de Sustitución” en donde la persona podrá deslizar sus dedos emulando la sensación de zoom que hace para acercar objetos, para desbloquear, tomar fotos o cuando revisa notificaciones.

Un respiro de la tecnología

Un buen ejercicio para aquellos obsesionados con los móviles, es tratar que cada día al menos por una hora se mantenga el Smartphone apagado. Esto con el fin de hacer que nuestra mente descanse del estrés de revisar si nos llamaron o nos llegó un mensaje, logrando que poco a poco dejemos de depender tanto de este accesorio de comunicación.

Haz deporte, lee un libro interactúa con la gente y verás que no todo gira alrededor de un dispositivo móvil.