Watly ofrece soluciones concretas a los problemas del agua

Watly lanza al mercado un proyecto con el fin depurar tres millones de litros de agua al año, y funciona con la energía solar

El emprendedor, visionario, transhumanista y singular, Marco Attisani es conocido como el fundador de Watly, este es un proyecto destinado a limpiar hasta tres millones de litros de agua por cada año en acción y es un proyecto que funciona con energía solar. La iniciativa, premiada recientemente con un financiamiento de 1,5 millones de euros del programa Horizonte 2020 de la Unión Europea, ya se encuentra en la recta final de su desarrollo y será presentado este mes de septiembre en el Foro de Ingeniería para el Desarrollo Sostenible, en la ciudad de Granada, antes de que sea lanzada al mercado, previsiblemente a finales de este año.

¿QUE NOS TRAE WATLY?

“La gente debe entender que existen soluciones precisas a los problemas del agua, no estamos hablando de un sueño. Está en las nuestras propias manos la posibilidad de cambiar el mundo hoy día, porque disponemos de absolutamente todas las herramientas para conseguirlo así. Watly solo es uno de los tantos proyectos existentes que pueden hacerlo”, explica el italiano.

Tres años antes, Attisani, que vive a caballo entre su país de nacimiento y España, se encontraba sentado en una playa de Barcelona, mirando el mar. “Recuerdo perfectamente: era el 10 de marzo de 2013. Me pregunté cómo cabía la posibilidad de que en un planeta cubierto en el 70% de agua aún tuviera problemas relacionados con este elemento y llegué a la sencilla conclusión de que el verdadero problema es la contaminación, no la escasez del liquido, y que había que llevar a cabo el desarrollo de las tecnologías adecuadas para la limpieza”.

Watly, según Attisani, es algo más allá que un ordenador termodinámico. “Esto es una revolución cultural, un oráculo tecnológico. Llegas con seis camiones a un lugar y en cuatro días has montado la maquinaria y has traído el siglo XXI a un pequeño lugar, un pueblo en el que antes no había nada en lo absoluto”.

La startup está cerrando los primeros acuerdos con los clientes públicos en varias regiones de todo el planeta, como son Emiratos Árabes, Nigeria y unos que otros países de América del Sur. Uno de los primeros prototipos, de acuerdo con las previsiones tomadas, sera instalado en un campo de refugiados en Jordania.

Watly no es gratuito sin dejar de ser filantrópico

“Nuestra meta es convertirnos en la nueva Apple pero de África, es decir, generar el mismo tipo de impacto con nuestra innovadora marca”, asegura Attisani, que hace hincapié en que su empresa no es una organización benéfica y sin fines de lucro, pese a la centralidad que otorga al campo filantrópico. “Somos organización con ánimo de lucro que vende la tecnología que funciona a través del sol para ofrecer así un servicio a las personas a cambio de un pago y tenemos expectativas de ganancias económica bastante elevadas. La diferencia es que los servicios, adicionalmente, se brindan poniendo costo también a la destrucción medioambiental, es tan grande el gasto como la ganancia que hay de por medio”.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *