Construyen muro al norte de Francia para que los migrantes no pasen

Este martes inició la construcción de un muro para que los migrantes no accedan al puerto de Calais, al norte de Francia, lugar desde donde pretenden ingresar de manera clandestina a Reino Unido.

El muro, que poseerá un kilómetro de largo y cuatro metros de altura, se comenzó a levantar cerca de la “Jungla” de Calais, un campamento donde alrededor de 10 mil migrantes viven en condiciones precarias.

La muralla extenderá las alambradas construidas a mediados de 2015 para bridarle protección a la zona de entrada al túnel del canal de La Mancha, que son 39 kilómetros de alambrada, así como a la carretera y al puerto.

La construcción del muro se está llevando  a cabo con un tipo de concreto suave, que posee hormigón resbaladizo para evitar que no sea escalado. Incluso, dispondrá de cámaras de video para establecer un sistema de vigilancia completa.

“La personas continúan ingresando”

Hace unos días, Robert Goodwill, quien es ministro de Estado para la Inmigración de Reino Unido, ya había notificado que iban a construir un muro en el puerto de Calais con el propósito de evitar la entrada de los migrantes a su territorio.

“Las personas continúan ingrensado. Hemos puesto vallas y ahora vamos a construir un muro como parte del aumento de la seguridad en el área”, dijo Goodwill mediante  su aparición en la Cámara de los Comunes el miércoles de la semana pasada.

Desde hace unos cuantos años atrás, los migrantes se reúnen en este punto del norte de Francia con la finalidad de ingresar desde el puerto de Calais al Reino Unido a través de trenes, camiones, entre otros medios de transporte.

Un plan en conjunto

El muro es parte de un plan que se realiza en convenio entre Reino Unido y Francia para fortalecer la seguridad en Calais., y se espera que la construcción esté culminada a finales de este 2016.

Vale destacar que a pesar de que la obra se está levantando en tierras francesas, ésta será construida y financiada por el gobierno de Reino Unido, que pagarán alrededor de 2,7 millones de euros,  un equivalente a 3 millones de dólares.

Contexto:

Recordemos que en 1999 se abrió en Calais, el controversial campo de refugiados de Sangatte, atrayendo a una gran cantidad de aspirantes al asilo, y obviamente, a los traficantes de personas.

Pero su cierre en 2002 por orden de Nicolás Sarkozy, quien para ese entonces era el ministro del Interior de Francia, desató disturbios. A partir de ese momento, los migrantes comenzaron a llegar a Calais donde han cimentado campamentos improvisados en las cercanías del puerto.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *